El sábado pasado amaneció con lluvia en Tafalla, por no decir agua-nieve. Nada que pudiera quitarnos las ganas de colocar en las columnas de la plaza Francisco de Navarra, las bufandas y gorros que con tanto cariño tejieron el grupo de chicas de la localidad.

Buena voluntad y disposición (como siempre encuentro en estas celebraciones) por parte del grupo para realizar la instalación. Iba pasando gente y nos felicitaba. Con las ganas que había porque todo saliese bien, fuimos avanzando en conversaciones que nos llevaron a ideas para nuevos proyectos. Me marché de Tafalla con una sensación buenísima y compartí un rato estupendo con todo aquel que se quiso acercar.

Y ahora lo que toca es que hablen las fotos. Espero que os gusten.

Buen martes a todos.