Si alguna vez te has puesto un par de calcetines tejidos a mano, sabrás que equivale a una especie de felicidad cálida y acogedora en los pies.

Así que incluso si eres una tejedora relativamente principiante, merece la pena el esfuerzo. Y si no te lo crees, empieza y ya nos cuentas!

Seguro que al ver el patrón por primera vez te preguntas porqué tejer calcetines a mano, si puedes comprarlos en cualquier parte por cuatro duros… La razón más básica de toda tejedora, es el simple placer de tejer, que nunca se debe descartar, los calcetines tejidos a mano son muchísimo más duraderos y calentitos que cualquiera que puedas comprar.

Cada pie es distinto y tejiendo nuestros propios calcetines nos permite controlar que todo sea perfecto.

Tenemos la intención de que todo el mundo aprenda a tejer calcetines. Una vez empezados, puedes hacer el largo que más te guste. Si pruebas y ves que no es lo tuyo, puedes dejarlos en tobilleros o si te ves muy lanzad@, hasta la rodilla… Entre esas dos medidas, tienes un sinfín de posibilidades o simplemente lo que de la lana, eso ya a gusto de cada uno.

Últimamente vienen pisando muy fuerte y se ven patrones preciosos por todas partes, así que no puedes dejar de hacerlos.

Comienza por un patrón simple y básico. Hay calcetines que incluyen trenzas, calados, dibujos, bodoques…Verás millones a cual más bonito y una vez que hayas empezado, los verás con otros ojos, te parecerán todos maravillosos. Pero de momento, no es el mejor plan para novatos.

Si eliges una receta básica, por así decirlo, te podrás centrar más en la construcción del propio calcetín que en seguir el dibujo y tratar de no perderte. De todas formas, no todo sale a la primera, así que deshacer y volver a empezar forma parte del proceso.

Al hacer los primeros, te darás cuenta de que no son tan difíciles como parecen a primera vista y que son bastante rápidos de tejer.

Si ya vas cogiendo un poco de práctica, lo mejor es hacer los dos a la vez, para no tener el síndrome del segundo calcetín. Haces uno y te parece entretenido tejerlo, luego ves otro proyecto más bonito…y ahí tienes!! El segundo sin hacer y el primero huérfano y desparejado.

Puede que al principio, tejer calcetines no sea especialmente fácil, pero una vez empiezas se convierte en una labor de lo más interesante y hasta podría decirse que adictiva. Querrás tejer calcetines todo el día y para todo el mundo. No se te va a resistir un pie frío!!

Es un proyecto divertido y fácil de tener a mano en cualquier momento. Así te quitas el mono de darle aunque sea un par de vueltas. Puedes hacer que se ajusten perfectamente a tu pie tanto en ancho, largo o colorido y decoración. Ahora que se llevan los motivos y colores más atrevidos está muy bien para explorar y salir de tu zona de confort.

Si haces a rayas o con dibujos, rebajas stash que da gusto y si ya tienes demasiados calcetines, quién no quiere que le regalen un par? Siempre hay una excusa buenísima para empezar otros.

Puedes pasar perfectamente de no saber tejer calcetines a querer tejer para todo el mundo, probar modelos distintos y técnicas diferentes. Realmente, tejiendo algo tan insignificante como un calcetín, aprendes un montón de cosas que no sabías ni que existían. Sea cual sea tu estilo querrás tejerlos hasta en verano.

¿Quieres más razones para tejerlos? Son muy fáciles de llevar, perfectos para tejer en público o en los viajes, se tarda relativamente poco, son muy agradecidos porque todos quedan bonitos y es una labor, podríamos decir que barata. Con un ovillo de lana fingering, los tienes.

No todos los ovillos que sean del grosor fingering sirven para este propósito ya que los calcetines son prendas que deben ser resistentes. Sufren mucho debido al uso y el roce. Así que lo ideal, es elegir una fibra especialmente diseñada para eso. Mejor si especifica shocks.

La mezcla ideal es el 75% de lana y 25% nylon. La lana por sus evidentes ventajas de calor corporal y transpiración y el nylon por su resistencia.

La seda también le aporta dureza y un poco de brillo muy bonito. Puedes comprobarlo con la lana Regia Premium Silk, en unos colores preciosos si te gustan los calcetines lisos con algún punto diferente. Todos los colores quedan genial.

https://lachicadelaslanas.es/producto/regia-premium-silk/

Si quieres calcetines de rayas, los Regia Pairfect son los más adecuados. Están diseñados para que al tejerlos salgan exactamente iguales y con unos dibujos nórdicos muy chulos.

Seguro que ya casi te hemos convencido y aunque en un principio parezca difícil, no te quedará más remedio que darnos la razón y comprobarás por ti mism@ que sin acabar unos ya quieres tejer unos más bonitos y no podrás parar. Nunca sabes cuando vas a encontrar el vicio de tu vida.

Buen jueves a todos!