El verano pasado vimos como las grandes marcas se llenaban de bolsos de rafia tejidos a ganchillo. Todo apunta a que el macramé va a ser la estrella de la temporada primavera verano 2020 ya que son varias las publicaciones que se hacen eco de ello.

Para lxs novatxs en estos mundillos el macramé es un arte muy antiguo, en el que solo se utilizan las manos para ejecutarlo. Pueblos como los persas y los asirios ya utilizaban esta técnica para decorar. Más tarde, los árabes lo llevaron a Europa y posteriormente los europeos a América.

El macramé tiene tres nudos básicos: el medio nudonudo plano (o cuadrado), nudo cote (festón o cavandoli). A partir de estos nudos se pueden hacer más de 50 variaciones diferentes. Los materiales necesarios para hacer un trabajo de macramé son el hilo (ya sea algodónyutelinosedafibras sintéticas u otras fibras naturales) y una superficie en la que sujetar la labor (normalmente, una barra de madera).

Este año DMC nos sorprende con su apuesta por esta tendencia dentro del mundo del craft. Para ello han diseñado un cordón de algodón con una guía interior que proveé al cordón de una mayor estabilidad. Apuestan por una gama de color que va desde el beige hasta el negro pasando por tonos como el lila, el acero o el mint. Como puedes ver un abanico de colores de lo más apetecible.

La adaptabilidad del macramé lo hace un aliado sensacional para la decoración, tanto de interiores como de complementos. Elementos decorativos que van más allá del típico macetero o de aquellas pulseras de nuditos que hacíamos de pequeños. Prueba de ello son los diseños de Instagrammers conocidos del mundo del craft como Lucía de Knittingtheskyline, modernmacramé, o incluso Estefa de Santapazienzia.

Estad atentxs a vuestras redes ya que en breve os daremos alguna sorpresa al respecto!

#macrame #macramemakers #macrameisthenewblack #macramelove #dmcraft