En el post de ésta semana hablamos de varias cosas diferentes aunque parezca que no tienen nada que ver. Pero lo primero, es que veas éste jersey tan bonito tejido con agujas circulares.

Aprovechando restos laneros, que en su momento seguro tenían destinado otro proyecto y al final se ha convertido en lo que ves, un jersey con pechera con dibujos sencillos pero muy resultones. Si te animas, es una buena manera de ir rebajando el stash lanero que todas tenemos acumulado esperando ideas fantásticas y sobre todo tiempo para llevarlo a cabo.

Si te has fijado, al tejerlo con las agujas circulares no tiene costuras por ninguna parte. Tejer así tiene muchas ventajas que son indiscutibles, pero lo que más nos gusta es que luego no tienes que coser nada que al tejer en plano da muchísima pereza. Seguro que estás con nosotras en esto.

Al tejer con las circulares, todas las vueltas son iguales, es decir, que si haces todas las vueltas del derecho verás que queda punto jersey. Y para no perderte, es importante que pongas un marcador entre el primer y último punto, así sabes que has dado una vuelta completa.

Normalmente, los que se cambian a las circulares destierran las agujas rectas de su vida. Aparte de lo de no coser después, tienen más ventajas. En piezas pequeñas quizá no lo aprecies tanto, pero al tejer jerséis largos, tienes montañas de tejido en el regazo que aparte de incómodo, es muy pesado y acaban doliéndote la espalda y las muñecas. El peso se reparte mucho mejor en el cable y no te pesa tanto en 1 aguja.

Se pueden utilizar para absolutamente todo: chales, mantones, jerséis, todos los accesorios que se te ocurran, calcetines, etc… Lo que no puedes hacer con las agujas rectas y lo que si se puede!! Tejer en recto con las circulares es igual, pero en un chal por ejemplo puedes ir comprobando si es suficientemente largo. Puedes ir probándote la prenda según la marcha y hacer las correcciones que necesites y se ajuste a lo que tenías pensado.

Para tejer este jersey, por ejemplo, haces todo de una pieza de principio a fin. Se empieza montando los puntos necesarios y se unen con un círculo. Y ya lo tienes! Sólo tienes que vigilar que no se retuerzan los puntos a la hora de unirlos.

Este jersey no es excesivamente grueso, pero en el caso de las prendas de las que te hablamos la semana pasada con lana XXL, las costuras son bastante antiestéticas. Y recomendamos especialmente este tipo de tejido.

Está tejido con la técnica Top Down, que si te suena a chino es comenzar desde el cuello. Llegando a las mangas dejarlas separadas para retomarlas después y continuar del tirón hasta la largura que más te guste.

El dibujo que lleva es de Jacquard, que como ves y para no extendernos mucho, consiste en tejer dibujos llevando las hebras entrelazadas por detrás de la labor. Es mucho más entretenido que tejer todo liso y así puedes practicar la concentración y sobre todo, si no andas muy sobrada, la paciencia.

Te animas a hacer algo así? Nosotras te enseñamos!!

Buen jueves.